Chaouen

Marruecos. Chaouen. La perla azúl.

Chaouen es una pequeña ciudad el noroeste de Marruecos, a unos 40 kilómetros de la costa, en el extremo occidental de la cadena montañosa del Rif en las faldas de los montes Tisouka (2050m) y Megou (1616 m), que se elevan por encima del pueblo como dos cuernos, dando así nombre a la ciudad (Chefchaouen en berebér significa: “mira los cuernos”).

Chef Chaouen.

Fundada en 1471 sobre una pequeña población bereber, su fundador, Moulay Ali Ben Rachid, la construyó como defensa contra los portugueses, continuando así la obra iniciada por su primo Abi Joumâa.

Su población original estuvo compuesta sobre todo por exiliados de Al-Ándalus, tanto musulmanes como judíos, razón por la cual la parte antigua de la ciudad tiene una apariencia muy similar a la de los pueblos andaluces, con pequeñas callejuelas de trazado irregular y casas encaladas (frecuentemente con tonos azules).

Chauen está construida sobre un pequeño valle. La parte más antigua de la ciudad crece hacia lo alto de la montaña, y en el punto más alto se encuentran los manantiales de Ras al-Ma.

El centro de la ciudad es la plaza de Uta al-Hammam, en la que se encuentra la alcazaba y una mezquita con una torre de base octogonal. Otro punto emblemático de la ciudad es la Mezquita de los Andaluces. La ciudad nueva se ha construido más abajo de la ciudad antigua.

Chaouen es una de las ciudades culturalmente más activas de Marruecos, dispone de un amplio calendario de eventos que, junto a la actividad diaria de sus pintores, poetas, músicos, etcétera, mantienen una dinámica constante que aporta a la ciudad una viveza especial, además de ser una ciudad plagada de mercaderes y artesanos.

La artesanía es un sector vital para la economía de Chauen. Desde el siglo XV sus artesanos han conservado las técnicas tradicionales, transmitiéndolas en sus talleres de generación en generación.

Chef Chaouen.

Chef Chaouen.

Hoy día, la artesanía tiene un destino cada vez más ornamental y turístico. Aún pueden visitarse una buena cantidad de talleres que trabajan en la Medina y sus alrededores. Los oficios más destacables son la confección, la marroquinería, el trabajo de la madera pintada, la forja y la joyería. La cerámica que se vende se adquiere en centros de producción cercanos.

¿Cómo llegar a Chaouen?

El aeropuerto más cercano a Chaouen es el de Tánger: el Aeropuerto Internacional de Tánger-Ibn Batouta. Con vuelos en estos momentos sólo con las ciudades de Madrid, Barcelona y París.

Otra forma sería a través de los puertos de Tánger, tanto el Tánger Ville como el de Tánger-Med, o a través del puerto de la Ciudad Autónoma de Ceuta, y así haces una visita a nuestra bonita ciudad.
Luego deberás alquilar un vehículo, coger un taxi o un autobús, no tiene enlace por tren.

Tienes más información sobre el transporte en Marruecos en mi blog: “Medios de Transporte en Marruecos

¿Qué hacer en Chaouen?

La Medina de es bastante tranquila y pequeña. Éstá se encuentra formada por el casco antiguo de la ciudad, que está compuesta por diversos barrios, todos ellos con su baño público (Hamman), horno de pan, mezquita… etc. El adentrarnos en ella por algunas de sus cinco puertas y perderse entre sus calles estrechas y llenas de tiendas y bazares, nos mantendrá entretenido durante horas.

Chef Chaouen.

Chef Chaouen.

Chef Chaouen.

Chef Chaouen.

En la Plaza Uta el-Hammam, toca tomar un buen té a la menta y dejar reposar los sentidos observando el ir y venir de la gente y la belleza de la Gran Mezquita y de la gran Kasbah que en ella se encuentra, cuyos jardines pueden ser visitados, así como su pequeño museo que alberga una modesta colección de armas antiguas, fotos históricas de la ciudad y otros objetos que han sido parte de la vida cotidiana de sus gentes en un pasado no tan lejano.

Chef Chaouen.

Chef Chaouen.

La plaza está dominada por la Alcazaba (Kasbah) y la Gran Mezquita, con su torre de planta octogonal famosa por ser una rareza arquitectónica que fue construida por el hijo del fundador de la ciudad, Ali Ben Rachid en el siglo XV.

Más arriba se encuentra la Plaza de Makhzen con el hotel Parador y el parking público, desde donde se puede tomar un callejón que sale hacía el noreste a Bab el-Ansar y la fuente Ras el-Maa, uno de los lugares más bonitos de Chaouen.

Siguiendo el descenso del riachuelo, podremos observar como las mujeres hacen la colada y los molinos hidráulicos para moler los cereales para obtener harina. El camino desemboca en el Rif Sebbanin, el barrio de los lavaderos, con la Plaza de Sebbanin y su mezquita del siglo XV.

Chef Chaouen.

Chef Chaouen.

La oferta para pernoctar es muy amplia, pasando desde camping a casas de alquiler, pensiones y hoteles.

Una opción muy sana y que cada día ganas más adeptos es la realización de turismo activo tanto en Chaouen como en las zonas cercanas. Trekking, ciclismo de montaña, rutas en 4×4, rutas en moto, rutas en ciclomotores, quads, etcétera, tanto por el Parque Nacional de Talassemtane, como por Talambote y la zona de Akchour, son grandes experiencias que valen la pena vivirlas.

Parque Nacional de Talassemtane.

Parque Nacional de Talassemtane.

Parque Nacional de Talassemtane.

Deja un comentario