Imagen destacada 9 octubre 2018

2018. Martes 9 de octubre. Meknès a Merzouga

<< Jornada del 8 de octubre. >> Jornada del 10 de octubre.

Hoy toca viajar a Merzouga. Se presenta una jornada larga y mi culo sigue algo dolorido. Como dice mi mujer, mejor paso del pantalón de ciclismo que no sirve y me perjudica. Mete mucho calor y no me ayuda a realizar kilómetros sin molestias.

Mapa del 9 de Octubre de 2018
Mapa del 9 de Octubre de 2018

Bajo para entregar la tarjeta de la habitación y les pregunto a las chicas de la recepción por qué no recarga el móvil de Marruecos. Tras un cuarto de hora peleándose y alegando que ni con el árabe se entiende muy bien qué pasa, decido salir…bye Google Maps.

Primero a una gasolinera, que ayer entró la moto en reserva llegando a Meknés. La estación de servicio está a la vista, el hotel está muy bien situado.

Llenado, voy a apuntar a Azrou en el GPS y no me muestra la opción de las ciudades aunque aparece en el mapa. Apunto al hotel “El Faith” que lo tengo como waypoint, le digo que me lleve y me dice que «una mierda para mí», con los mapas libres la funcionalidad de navegación sencillamente se pierde, y con ella gran parte de la versatilidad de mi Oregon. Sí que al menos puedo conocer rumbo y distancia, por lo que toca ir a la «vieja usanza».

Tengo copia del mapa en Dropbox, conozco las carreteras y puedo usar lo básico del GPS, así pues, sólo me queda la duda de cómo salir de la ciudad.

Pregunto al empleado de la gasolinera y me dice: “toute a droid”… todo recto. Obviamente, tal y como pensaba estoy en una arteria principal, por lo que será sencillo salir y viajar a Merzouga pasando por Azrou. Toca procurar exprimir el mayor tiempo de luz en el camino, lo que conlleva a no realizar paradas para comer en condiciones, habrá que tirar de lo que llevo encima. Carretera hacia Azrou, allá voy.

 Es temprano, así que sólo pararé en el Cedro milenario para la foto que quiero hacer, pero ya en Azrou, logro encontrar una tienda Orange. Le doy el número, 50 dirhams y el teléfono andando.

No tengo Google Maps porque con las pruebas volví a poner la tarjeta en el teléfono antiguo de Marruecos y no lo soporta, lástima porque descubro que el móvil antiguo cabe perfectamente en el soporte del GPS, pero al menos puedo darme WiFi para tener Whatsapp y así charlar con los míos y enviar fotos. Hay que «ilustrar» a los compis que no han podido viajar a Merzouga conmigo…y dar un poquito de envídia también…jajajaja

Cedro Gouraud
Cedro Gouraud. El Cedro milenario.

En el Cedro fotos y decido acortar por la pista y de camino comprobar cómo se desenvuelve la BMW.

Rueda delantera ancha, neumáticos completamente de carretera, suspensión delantera blanda, pista de piedra con muchas de ellas sueltas…despacito y con sensación de irme al suelo a la primera de cambio. Menos mal que la pista es corta.

Ahora toca ir cogiendo altura hasta Midelt y nuevamente hasta el Rich, casi al lado de Er-Rachidia. He salido de Meknès a 16 grados (era temprano) pero veo cómo empieza a caer el termómetro a pesar de ser casi medio día.

La temperatura baja hasta los 8 grados y comienza a llover, toca parada de urgencia para ponerme la térmica y los guantes de invierno, como necesite además añadirle capas al traje lo voy a fliplar cambiándome a la intemperie. Aprovecho una tregua para abrigarme un poco.

Un poco de abrigo.
Poniéndome la camiseta térmica y los guantes de invierno.

Afortunadamente, aunque con algo de fresco voy lo suficientemente cómodo para seguir carretera para Merzouga. En mi mente: el que hará calorcito a partir de Er-Rachidía, salir lo antes posible del Alto Atlas y procurar llegar con luz, que tanta parada me está retrasando mucho.

Por el camino me cruzo con un rallye, tiene que ser importante porque pasan muchos buggies y un Mini con pinta de coche oficial. Los de motos y quads van con el traje de enduro y un forro plástico fino que quitará algo de viento y poco más, tienen que ir helados.

Quad Rallye.
Quad Rallye.

Los coches y camiones hacen un sonido brutal, y los mini buggies tipo Polaris, sin cristal, pobres. Lástima que quité la cámara, llevaba la carcasa abierta para poder cargar batería y ponerle la cerrada no iba a durar, estaba casi vacía de carga. Sólo he podido grabar un poco de los camiones y motos.

La lluvia es intermitente hasta que desaparece en Midelt. Mis posaderas siguen quejándose y queda aún mucho camino por recorrer. Barritas energéticas, un descanso pequeño y a continuar.

Túnel del Legionario.
Túnel del Legionario.

Túnel del Legionario, qué pasada toda la carretera desde Azrou hasta aquí y qué putada que la única nube que hay en el cielo empieza a descargar cuando estoy llegando.

Saludo al militar que me pregunta a dónde voy: «A Merzouga, jae». Foto logrando que el chispeo no me la fastidie, me marcho, y sí, es marcharme y escampar…cagon tó.

Tras casi siete horas, al fin Er-Rachidía, en donde decido repostar y comer algo. Paro en la primera gasolinera en la entrada; hay varios autobuses con gente mayor, igual son los viajes tipo Imserso de Marruecos.

El que me atiende no sabe qué es un sandwid, ni un bocadillo, cojo una torta de pan y pido “fromage”, nada, “chess”, “la vaque qui rich”, parece que me entiende, pero sólo tiene dos, menudo restaurante-cafetería. Ea, un té y un queso para cada mitad de la torta de pan… sabe a gloria.

Voy a pagar y el que está ahora en la caja habla perfectamente español, ¿dónde carajo estabas antes mamonazo? Con el “intento” de bocata que me ha preparado tu compañero.

Pues no sólo habla español sino que dice que pasa mucho por Ceuta, por la zona de “cómo se llama Arma…, junto frontera”, sí la Almadraba. Que sabe que hay ahora un Mercadona, que él iba al Carrefour. Le digo que en diciembre habrá otro y le dan vuelta los ojos. Qué “cómo se puede empadronar que él quiere quedarse en Ceuta”, me pregunta el picha.

Le cuento que Ceuta es muy cara y dice que cómo que es cara una ciudad donde no hay trabajo, le digo que ya no es lo que era antes, y dice, “pero la gente vive del Gobierno, de las ayudas”. Le bajo de su pedestal y le explico que eso no es así y no todo el mundo tiene derecho. Así que con su cara de frustración (creo que le he jodido sus sueños), le doy la mano (más bien por pésame) y me despido mientras esquivo unos jubilados con cara de japoneses.

Más calorcito…pues sí, 28.5ºC, una amplitud térmica de 20.5 grados en la misma jornada. Los guantes finos sí, volver abrir el maletón y cambiarme la térmica no. Abro todas las aberturas del traje, la chaqueta por la mitad y a tirar que me veo buscando el hotel por las pistas de noche. La idea es buena, voy cómodo y puedo llegar con luz a Merzouga.

Gargantas del Ziz.
Gargantas del Ziz.

Paradita para deleitarse un rato observando las Gargantas del Ziz. De tener algo más de tiempo entraría genial un buen té y una argaifa con mantequilla y miel.

Al fin Erfoud, sé por dónde tengo que tirar sin problemas, punto GPS señalando la entrada hacia el hotel activado: 54 kilómetros…jooodeeerrr…ya empieza a caer el sol…a ver si llego…voy justo.

La carretera es buena y permite ir rápido. El punto de entrada a la pista hacia el hotel está convertido del Google Maps, por lo que no es completamente exacto…parece que es por aquí, pero dice que quedan 800 metros, sigo, nada y ahora que me he pasado…vuelta atrás, casi no queda luz, no veo el cartel del hotel en la columna de indicaciones…vieja usanza, activo waypoint del hotel, unos 8 kilómetros hacia dónde miro…venga, que ya estamos en Merzouga. Primero reposiciono el waypoint del cruce para tenerlo con exactitud y para delante, a ver qué tal este tipo de pista y la BMW.

Pues como el culo, en las ondulaciones como una batidora y sin tacos en las ruedas voy flotando sin mordiente en las zonas de arena… en tercera muy suave para no escarbar ni patinar demasiado y que sea lo que tenga que ser, porque suave sí que es esta moto, que no es mala, sólo que ni le he realizado ningún tipo de preparación ni tengo unos neumáticos mixtos, ni es la GS 800 que está más preparada para estos menesteres.

Cartel amarillo de 3,5 Km para el hotel…menos mal, se habrán arruinado comprando cartelería, vamos.

Llegando, ¿qué cojones es eso? Si está petado. Hostia, todo un rallye con el hotel como base.  No sé si fue el cansancio, las nueve horas ya de moto, el dolor del culo o lo que fue, pero en mi cerebro se hizo presente el recuerdo de cuando en el año dos mil  con Antonio y un grupo de casi veinte personas con reserva en Midelt nos dijeron que como no llegábamos vendieron nuestras habitaciones a otro grupo… tuvieron la “deferencia” de “vendernos” los salones para dormir, posiblemente ayudó las miradas asesinas de los casi veinte pasadas las dos dela madrugada…¿Metí el waypoint del otro hotel que anda cerca?

Rallye a las puertas de mi hotel en Merzouga.
Rallye a las puertas de mi hotel en Merzouga.

Policía, un tío con silbato y banda de “Organización” que me indica dónde aparcar. Cojo de la moto lo imprescindible y tiro hacia Recepción…por favor, habitación a mi nombre…a penas me entiende, “chambre a mon nom”, dándole el pasaporte…”reservación, sil vous plais”, la hice por email, no hace falta papel…”un momento, te paso jefe”… el jefe habla perfectamente español, “ah sí, suite número 10, rellene el papel mientras por favor”…menos mal.

Me enseñan dónde está el comedor y la habitación (que es genial, hasta con terrazita en la azotea), recojo el equipaje y queda algo de luz…justito.

El rallye es de francesas…sólo para mujeres, “Cap Fémina Aventure”, veo coches y pick-ups, ni motos, ni quads ni nada que no sea un 4×4, buena forma de simplificar y no complicársela vida. Las integrantes del Rallye duermen en tiendas grandes de campaña.

Cap Fémina Aventure
Cap Fémina Aventure

Muchos vehículos de “Organización”, hasta camiones taller…esto tiene que costar una pasta por coche y participante.

Coches Rallye Cap Fémina
Coches Rallye Cap Fémina

Me viene el recuerdo de descargar el mapa del Dropbox. Hay Internet, pero mucha gente conectada y aquí son a base de tarjetas móviles, el Whatsapp funciona a pedales con mucho atasco, Dropbox siquiera es capaz de iniciarse.

Devuelvo la tarjeta SIM de Marruecos al J5 Dual…y tras unos minutos de espera…tengo datos…hello Google Maps, y tengo los waypoints para mañana, a la vieja usanza…más divertido. ¡A cenar!

Puff…todas las francesas también a cenar ahora, casi da miedo meterse en medio, educadas, pero devoran. Con valor y sentándome estratégicamente cerca puedo coger plato y repetir…ellas se organizan en grupos y prefieren cenar fuera, yo ya he tenido bastante viento.

La cena está rica, pero muy especiada, mañana quizás alguna se levante con el vientre suelto, pobre, va a ir “marcando” el camino a las contrincantes…jijiji…A dormir, mañana será otro día

Anotar:

  • No hacer experimentos con el GPS en mitad delviaje.
  • Ya que lo haces y llevas un MiniPC, muévelo alordenador, no lo borres directamente, so burro…el cansancio de ayer…dejémoslo así.

Os dejo un resumen en vídeo de esta jornada en Youtube:

<< Jornada del 8 de octubre. >> Jornada del 10 de octubre.

Deja un comentario