2018. Viernes 12 de octubre. Aït Ben Addou al Hotel Le Coq Hardi

<< Jornada del 11 de octubre. >> Jornada del 13 de octubre.

Hoy se presenta una rutita hacia Telouet que me trae buenos recuerdos y grandes vistas, era una de mis pistas preferidas, esperemos que el progreso que lleva cada carretera asfaltada no se haya cargado demasiado la personalidad de la zona.

Mapa de 12 de Octubre de 2018
Mapa de 12 de Octubre de 2018

Primero toca desayunar. Hay que reconocer que hacerlo con la gran Kasbah de fondo es una pasada. Algo de pan, mantequilla, argaifa y no mucho más, la carretera va a ser trabajosa y virada, no conviene abusar o te puede dar flato, además, parece que puede apretar el calor.

Desayuno con vistas a la Kasbah de Aït Ben Addou
Desayuno con vistas a la Kasbah de Aït Ben Addou

Ciclistas preparando las MBT…estos tienen pinta de darse una próxima “paliza”. Algunos no es que presenten canas, es que tienen el pelo completamente gris…qué valor.

Entro a por el equipaje, bajo a entregar la llave y me recibe el mismo recepcionista que me hizo el papel ayer por la tarde y me las entregó nuevamente antes de acostarme…eso sí que es estar todo el día currando.

Tras otro día montando el macuto es cuando aprecias lo cómodo que tienen que ser las maletas, las abres, metes las bolsas de maleta si las tienes así o simplemente las enganchas…venga a mirar que quede bien… un pulpo por aquí, otro por allá, cada día me queda de forma distinta…ahora la mochilita con lo de “tener a mano”, el agua…la red encima para que no salga nada rodando….pero entre gastarte lo ahorrado y algo más en maletas o viajar, lo tengo claro…al carajo las maletas. Para cuando me subo a la moto ya estoy sudando…qué calor tan temprano.

Voy a darle unas monedillas al guarda, pero me sale al paso un militar…que el guardián está tomando café, que viene en un rato…le doy las monedas y le digo que se las dé él, que me tengo que ir…no sé si se las habrá quedado o entregado, pero mala suerte, ando sudando como un pollo y no me voy a quedar esperándolo bajo el sol.

Vamos darle caña a la cartografía obsoleta….Telouet…Ir…Calculando… ¡¡¡Qué dices “Garmincito”!!! Sé que tienes que proponerme la ruta más rápida y corta, pero va a ser que no vamos a ir por la nacional… perfil de “Automoción” Off… activando modo “Ocio”, como he venido, tú dame rumbo y distancia que es más divertido, total, sé de sobra que es seguir recto para arriba…allá vamos.

El sol en parado se nota pero el aire viene fresco, lo que es de agradecer, y el curvear también llega pronto, con tranquilidad y sosiego, que ésta ahora carretera es para disfrutar.

Tampoco tarda a presentarse la espectacularidad del paisaje. Eso bien vale una foto…caray los ciclistas, pues ya han corrido…ahí foto…sigo…ahí foto…más ciclistas, si esos podrían ser mis padre…qué par de narices…uuuyyy qué sitio, fotito…

Camino a Telouet.
Camino a Telouet.

Realmente encuentras alguna que otra construcción discordante, algún hotelito, pero en esencia sigue siendo el valle de Telouet, inmenso, impresionante, una carretera imprescindible si te gusta la naturaleza.

Camino a Telouet.
Camino a Telouet.


Más subida en zig-zag… ¿no he adelantado ya a estos mismos lo menos cuatro veces? ¿Serán clones? Más bien parece que van ellos más deprisa en bici que yo en moto parando haciendo fotos a cada curva… pero es que lo vale.

Camino a Telouet.
Camino a Telouet.


Si no recuerdo mal debe quedar poco para una cima con vistas…mírala, la han aprovechado para montar un repetidor de telefonía, de lujo, vistas y a tope de Internet para enviar fotitos.

Camino a Telouet.
Camino a Telouet.

Ahí están los restos de la antigua pista, justo donde encontramos a tipo aquel que se había montado un quiosco con una tabla de madera y unas piedras: unas Coca-colas y unas galletas…y lo buenas que sabían. Pues ahora hay uno mayorcete vendiendo fósiles y minerales, pero le pillo más alto…pues viene para aquí y trepa que no veas…para hacer yo eso necesito lo menos tres meses de entrenamiento intensivo… con la edad que tiene el jodío.

Camino a Telouet.
Camino a Telouet.
Camino a Telouet.
Camino a Telouet.

Pues ha dado los buenos días, se ha sentado cerca pero procura no molestar lo más mínimo…me dan ganas de ir y abrazarlo, el primero que entiende que el que quiere comprarte algo irá a ti…si viniese en coche te compraba varias cosas… ¡Qué tengas buen día! Le digo… ¿Adivináis?… Sí, los ciclistas.

Puede decirse que el ciclo; “foto – ciclistas” se repitió hasta cerca de la llegada a Telouet. También he tenido muy poco tráfico, algún 4×4, furgoneta y poco más.

Camino a Telouet.
Camino a Telouet.
Camino a Telouet.
Camino a Telouet.
Camino de Telouet.
Camino de Telouet.

Ahora me pasa un grupo de varias BMW de España, aunque se han quedado en Telouet, se les ve con prisas, lástima… a seguir.

Hasta los pliegues geológicos son alucinantes por la zona de Telouet, dan ganas de parar casi a cada tramo entre curvas.

Camino de Telouet.
Camino de Telouet.
Camino de Telouet.
Camino de Telouet.

Por alguna razón a partir de aquí hay varios tramos de carretera rota y en obras, pongo el mapa en el GPS e indica que ya no voy por la pista, deben de estar cambiando la trazada…joder cuánta maquinaria y cuánta grava han echado en estos tramos…uuuyyy…los neumáticos…”Qui paisa, jae, aún ni tas enterao qui somos di carritira y esto ser piedrolos suertos. Tu querer buscarnos ruina o qué… ¿piro dónde qui vas paisa? No vés qui ahí es donde más piedrolos hay, ¿está tu to güito? “… “¿Y ahora ir por barro? Mira que yo di risbalá y tu di llorá por pupita y más por moto arañá… qui sois todos los moteros iguales”…

Y yo que cuando veo algunos capítulos de “Diário de un Nómada” pienso que a veces a Miquel se le va la olla, y aquí estoy, hablando con mis Michelín Anakee 3 imaginando que me contestan en pseudo español agitado y mezclado con dariya… qué grande eres Miquel Silvestre, picha.

Tanta tontería es para escenificar los varios kilómetros con trozos en construcción y destruidos que tuve que realizar con la “maravillosa” sensación de: a ver si no me hostio… creo que hice aquí más pista que en Merzouga.

Conexión con el Tizi-n-Tichka, entre las fotos y los tramos en obra he tardado como el doble en llegar aquí…total, como dirían mis Anakee: ”¡Prisa mata, jae!”.

Foto de rigor en el indicador de los 2260 metro de altitud del “Col du Tichka”.

Col du Tichka
Col du Tichka

Prosigo y encuentro toda una explanada llena de maquinaria pesada…veremos…pues sí más obras de remodelación por todo el descenso del puerto de montaña, una de tres: o ha habido lluvias y destrozos por todas partes o están remodelando trazados por toda la zona o hay elecciones y alguien le ha copiado la estrategia electoral a mi alcalde, el Vivas.

Qué pechá de polvareda…qué hartá de paradas y camiones, si ya se hace largo el dichoso tramo ahora es un suplicio, hice bien en no dejar todo éste tramo y el llegar hasta Casablanca para una única jornada de haber optado por la opción de Agoudal, me alegro.

¡Pero qué hace el del autobús a todo carajo para abajo dando bandazos!…pues anda que la panda de españoles haciendo el chorra con la GoPro comiéndole el culo al del autobús mirando cómo adelantarlo… y encima quieren que yo les siga la juerga y meta caña a la moto… ¡No estás tú loco, picha!… en fin.

Bueno, parece que ya estamos llegando al final.

Descendiendo por el Tizi-n-Tichka.
Descendiendo por el Tizi-n-Tichka.

Qué hambre, anda, un área de reposo nueva, qué buena pinta tiene el restaurante… ¡A jalar!

Tajine de kefta.
Tajine de kefta.

Con menú y todo: ensalada marroquí, un Tajín de kefta ardiente pero que estuvo de chuparse los dedos y naranjas con canela: 90dh, bebida aparte.

Aunque no es muy tarde, algo más de las tres, sí que ando bastante cansado con lo que llevo de jornada, me asoma la idea de Essaouira…uummm…queda seguro lejos, a ver qué dice San Google…ahí vaaaaaa…qué dices, mínimo 4 horas más, está claro que es el cansancio…a ver Garmin, la primera opción, Hotel Le Coq Hardi, bueno, bonito, barato y fuera de Marrakech…joder, si recuerdo que lo metí, no lo encuentro, igual sea borrado cuando instalé anoche el mapa…uuummm me lo eché por el móvil, puedo meterlo a mano…espera, a ver qué dice el Maps, que 36 kilómetros a pié de carretera… contador Track II de la BMW a cero…al carajo, sí, estoy flojo qué pasa, no me apetece trastear más con el GPS…para adelante.

No es difícil de localizar, el dueño ha puesto un montón de carteles por varios sitios del trayecto. Veo tres trail en la puerta, KTM 1290, Tigger 850 y una BMW GS 800, brillantes, dentro tres españoles comiendo con la ropa de moto que parece de estreno…estos vienen desde Marrakech, como tiren al Tizi-n-Tichka verás lo que les va a durar el brillo y lo impoluto…jijiji. Han hecho sólo un alto para comer.

Mi habitación la están acabando de hacer, por suerte no tardan mucho, hay ganas de piscina. Bañador y a la zona de baño… Como diría la canción: ¿Y la escalerilla de la piscina pá cuándo?

Tampoco hay una escalera de obra ¿Será que la han quitado porque el agua no es apta? Pues suena la depuradora, preguntaré a la limpiadora…”Sí, sí”… ea, primero por la parte infantil y luego escalón y a la profunda… está fresquita.

Hora de cenar, como he salido a pasear he comprado pan y quesitos, luego toca bocata en la habitación que hay que ahorrar un poco, mientras me pondré la tele…a mano, con los botones del televisor, la presencia de los mandos a distancia es puramente testimonial…nada, nada, mira al menos un canal de música: Free Music…pues es música árabe moderna, anda videos en inglés también…ahora los quesitos en el pan… nooooooo… joooodeeeerrr…. Reggaetón… ¿En serio? ¿Es necesario?… Pues nada, a comerme el bocata al ritmo de “Dame tu cosita”… bocado… ¡Ah! ¡Ah!… ¡Dame tu cosita!… ¡Espero no atragantarme!

Anotar:

  • Cuando la cabeza te dice que es mejor recortar kilómetros… es que lleva razón.

Os dejo un resumen en vídeo de esta jornada en YouTube:

<< Jornada del 11 de octubre. >> Jornada del 13 de octubre.

Deja un comentario