DireccionesTelefonos

Costumbres y tradiciones de Marruecos

Las costumbres y tradiciones de Marruecos son las de un país islámico moderado. Su gente es amable y abierta, pero no olvides el respeto que hay que tener a sus credos y costumbres.
Una de las costumbres más arraigadas es la del consumo de té. Es común compartir la bebida con invitados, huéspedes e incluso con los visitantes de tiendas, pero en éste caso, ten claro que vas a estar un buen rato, siendo difícil que no salgas con alguna compra en tus bolsas.

El té es una señal de hospitalidad aunque, por las altas temperaturas que hay en algunas zonas del país, también se hace para evitar la deshidratación, y ayuda a combatir la sed.
El saludo los marroquíes es más formal que la mayoría de los occidentales, se suele preguntar por el estado de salud y bienestar de todos los miembros de la familia. Saluda con la mano derecha, ya que la izquierda es tradicionalmente considerada impura. Besar en las mejillas se práctica entre los miembros del mismo sexo, sobre todo si son amigos, pero no se debe realizar entre sexos opuestos a no ser que la otra persona sea muy conocida.
A la hora de la comida los platos suelen ser abundantes, pero no es de mala educación dejar comida en el plato, pero recuerda lavarte bien las manos y no comenzar sin antes oír la oración que hará el dueño de la casa o hasta que él te invite a hacerlo.
Al acceder a las casas, es costumbre descalzarse.
El acceso a las mezquitas en Marruecos y en el mundo árabe no está permitido a quienes no profesen la fe islámica. Sin embargo hay ciertos lugares que si son de libre acceso, como la Mezquita de Hassan II en
Casablanca, previo pago, claro.
No es de extrañar ver en las calles a hombres tomados de la mano, esto es señal de amistad.
La cultura de regateo sigue arraigada en mercados y tiendas, aunque actualmente existen un mayor número de comercios con precio fijo. En el regateo debes proponer un precio mucho más bajo (menos de la mitad) y desde esa base acordar un precio más equilibrado que beneficie a ambas partes. Para alguien no acostumbrado puede ser pintoresco y divertido, aunque cuando pasas mucho tiempo o múltiples visitas a estos entornos, termina siendo tedioso.
En algunos restaurantes del país el consumo de alcohol está permitido y se sirven bebidas alcohólicas, pero no es la regla general. Además, es de muy mal gusto consumirlo en la vía pública o andar por las calles con signos de embriaguez. No invites a alcohol a la gente del país, salvo que sean muy conocidos, ya existen muchos problemas como para exportar el alcoholismo, cosa que cada vez se ve más en zonas turísticas, y ellos no pueden adquirir alcohol, por lo que la culpa es nuestra, del turismo.
En la cultura islámica, la familia es sagrada. La admiración y el respeto por los ancianos en Marruecos se suman al lugar de prioridad que tienen los niños en el hogar. Respeta a los ancianos.
La celebración del “Aqiqa”(Bautizo Marroquí), al séptimo día del nacimiento del bebé, es una fiesta de gran importancia en la vida social y familiar.
Durante el Ramadán, se considera de buena educación comer, beber y fumar en lugares privados y lejos de la mirada pública. En cualquier momento del año, pero especialmente durante el Ramadán, mostrar respeto tanto en la vestimenta y el comportamiento si está cerca de una mezquita.
Fotografiar una mezquita es aceptable, siempre y cuando no estés demasiado cerca de interior o fotografíes a la gente rezando.
Resumiendo:
HAZ:
  • Come con la mano derecha.
  • Acepta invitaciones a tomar el té, excepto si es en un comercio y no deseas comprar ni que te den una clase magistral de sus artículos, pero recházalo siempre con simpatía y agradecimiento.
  • Al entrar en una casa, descálzate.

 

NO HAGAS:
  • Acceder a las mezquitas salvo que se sepa con total claridad que es pública.
  • No tomes fotografías de una persona sin pedirle permiso, o al menos, procura que no se dé cuenta. Si hacen muestra de no querer ser fotografiados, no ínsitas.
  • No des dinero ni regalo a los niños mendigos. Esta conducta es MUY PERJUDICIAL para ellos, ya que estamos fomentando que los niños falten a las escuelas y en su lugar se dediquen a mendigar por las calles.
  • No discutas sobre el rey, política, religión o drogas. No te compliques la vida con estos temas, ya que son muy tabús en Marruecos. Si alguien te incita, di amablemente qué prefieres no opinar.
  • No comas con la mano izquierda.
  • Si eres mujer, evita la ropa provocativa, especialmente en los alrededores de lugares sagrados (templos, mezquitas…). En Marruecos no están acostumbrados a que las mujeres vayan ligeras de ropa, lo cual puede ocasionar muchas miradas y hacerte sentir incómoda.
  • Fotografiar los puestos de control fronterizos, militares, policiales o instalaciones aeroportuarias está estrictamente prohibido.
  • La homosexualidad en Marruecos también está prohibida. Si eres homosexual y viaja con tu pareja, procura que pase vuestra opción sexual lo más desapercibida posible, os evitará muchos disgustos. Si, lo sé, es retrógrado e insultante, pero en algunos lugares aún siguen siendo conductas a ocultar.

 

Deja un comentario