Marruecos en Moto

Marruecos en moto…o en otro vehículo a motor.

Moto…¿o en coche? Arena, carreteras, pistas, autovías y un sin fin de caminos son posibles en Marruecos, desde rutas llenas de aventura a plácidas rutas de paseo por parajes que parecen hechos sólo para impregnar los sentidos, pero los que somos moteros lo tenemos claro, la vida se ve desde otra óptica sobre las dos ruedas de una moto.
También es cierto que existen ciudades y caminos que expondrán a una dura prueba tus nervios y reflejos, quien haya conducido por Casablanca en hora punta sabrá si su templanza es tan acérrima como pensaba.
Yo que le debo multitud de horas de gozo, felicidad y descubrimiento a mi vehículo 4×4, reconozco que siempre tengo clava la espina de no estar haciendo la ruta en moto, aunque sí que logro escaparme de cuando en cuando a disfrutar del viento en el cuerpo.
Al decidir crear esta entrada sobre conducción en Marruecos, tenía nítido que lo enfocaría a la conducción en moto.
Marruecos en moto.

Una de las cosas que más llama la atención de Marruecos, es lo cambiante de su paisaje. En muy pocas horas podemos pasar de la playa a la nieve, pasando por la alta montaña y el desierto.

El ambiente siempre es acogedor, ya que Marruecos es un país que entiende lo importante del turismo y que gusta hacer que quienes los visitan regresen con su mochila llena de buenas vivencias.

Sobre la Documentación necesaria para viajar a Marruecos ya hemos hablado.

¿Vehículo propio o alquilado?

Pues según tus gustos, pretensiones y presupuesto. A mi me gusta ir con mis vehículos. Hay quien dice que mejor alquilado para mantener tu moto más tiempo en buen estado pero entonces, ¿para qué la quieres?.

Obviamente alguna vez me he planteado el alquiler. Por ejemplo porque me ha apetecido hacer una ruta endurera y ya no tengo mi moto Yamaha WR, o porque no tengo quad y quiero coger uno, o por avería en el coche o por el motivo que sea, pero mientras tenga mi propio vehículo prefiero ir con él, porque sé perfectamente el estado en que se encuentra y qué puedo exigirle o no.

Existen cada vez más empresas que ofertan todo tipo de rutas y de vehículos, ya sea con rutas programadas o simplemente alquilas el vehículo que prefieras y te lo montas a tu manera.

Si vas a ir de alquiler, seguramente la mejor forma de acceder al país sea por avión.

Además, para moverte hasta tu destino tienes más información sobre el transporte en Marruecos en mi blog: “Medios de Transporte en Marruecos“.

¿Qué cilindrada mínima es recomendable para recorrer Marruecos en  moto?

La respuesta es sencilla, la que tenga tu moto. Si crees que en un simple ciclomotor no se disfruta estás completamente equivocado. Existen muchas carreteras preciosas para recorrer sin prisas. La cilindrada sólo condiciona o bien los kilómetros a recorrer o el tiempo del viaje, si son muchos kilómetros en pocos días necesitarás partir de una cilindrada media, pero si son muchos o pocos kilómetros y con mucho tiempo para disfrutarlos a “fuego lento”, cualquier montura te llenará de regocijo, incluso un modesto ciclomotor de 50cc.

Honda XL 600 y Suzuki DR BIG 50cc

Una Honda XL 600 y una Suzuki DR BIG de 50cc.
Fue una inolvidable excursión por los montes del Rif.

Lo que sí que debes tener muy claro (dirás que la ruta, bueno, claro si no dispones del tiempo necesario para dejarte llevar por el camino o si tienes muy bien definidas tus lugares de visitas) es si va a ser todo por carretera, mayoría por pistas o al más puro estilo de enduro, ya que eso condicionará el tipo de montura (trail, nake, scooter, super deportiva, enduro…) así como las posibles herramientas y repuestos que puedas necesitar.

Una cosa si hay que tener cristalino y grabado en la mente, en Marruecos puedes encontrar repuestos, mecánicos, transportistas y un largo etcétera para resolver problemas imprevistos, pero tener un accidente GRAVE (así, en mayúsculas y negrita), es un problema enorme.

En Marruecos está prohibido el que la gente “toque” a un accidentado, y tiene mucha lógica aunque no lo creas, ya que muchas veces pueden empeorar las cosas, debe asistirte una ambulancia. Lógico, ¿verdad?, entonces ¿dónde está el problema? Pues que esa ambulancia puede estar a muchos kilómetros de distancia y que  la asistencia sanitaria no siempre es de calidad y sí muy cara.

Entonces ¿es Marruecos un país peligroso para conducir?… NO, rotundamente no, sencillamente los sistemas de emergencias no son tan avanzados aún como los europeos. Esto implica que: exprimir tu moto en cada curva, no descansar adecuadamente, el abuso de alcohol y/o drogas (aunque sean de la noche anterior), la conducción agresiva, las imprudencias e ir buscando tus límites, puede pagarse muy caro. ¡¡¡Pero eso es de sentido común!!! Me dirás, ya, pero es que a veces es el menos común de los sentidos, y en estos países el coste de nuestros excesos puede ser muy alto.

Así pues, aquí tienes la primera herramienta que debes de llevar sí o sí en tu mochila, un seguro de asistencia médica internacional. Ni te lo plantees, a penas incrementa el coste del viaje, pues lo contratas por días y proporciona una tranquilidad extraordinaria.

¿Cómo es la conducción en Marruecos?

Pues depende del tipo de vía por el que circules. Las autopistas se encuentran en buen estado, modernas y seguras. El resto de vías no es que sean inseguras, sino que puedes encontrar mucho tráfico pesado y cualquier tipo de vehículo (motos, bicis, burros, carros de caballos…) e imprevistos (animales cruzando, asfalto en mal estado, carreteras sin arcén…).

Marruecos en Vespa.

Te sentirás cómodo si: te concentras en la conducción, no llevas prisas (recuerda, a más de 100 kh/h el paisaje se desdibuja, y como dicen en el país: “prisa mata, jae”), recuerdas que estás de vacaciones,  llevas la indumentaria adecuada (puedes pasar de un frío que pela a calor bochornoso en pocas horas), respetas los límites de velocidad (desde que la policía marroquí descubrió el radar móvil es el elemento del uniforme que más les gusta, evita que te sangren a multas) y vas mentalizado en que pueden sorprenderte con cualquier maniobra poco ortodoxa (camiones adelantándose en zonas poco recomendables, “desconocimiento” de la utilidad de los intermitentes…), por lo que no te asustes si te pasa, simplemente es que ellos son así, mantén siempre las distancias y haz una conducción relajada y poco agresiva.

Uno de los principales “obstáculos” (así, entre comillas) es que las distancias entre los distintos puntos de “interés turístico” son muy largas, por lo que si te propones cruzar Marruecos para ver la mayoría de lo que “venden” las distintas webs de viajes te vas a encontrar fácilmente con una ruta de cerca de 3000 kms, lo que son muchos kilómetros si vienes pocos días, por lo que te recomiendo que seas lógico y ecuánime cuando planifiques el viaje. No son pocos a los que he preguntado aquello de: “¿qué tal tu viaje por Marruecos? Y que lo que más recuerda es el frío que ha pasado, el cansancio y los dolores de lumbares, y que todo muy bonito…pero menuda paliza.”

Eso no es culpa de Marruecos, es una mala planificación, el querer abarcar mucho y el desconocimiento. Uno de los principales errores que se comete es comparar las distancias “europeas” con las “marroquíes”, y es que en Marruecos 100 kms pueden ser horas, según la densidad del tráfico con que te encuentres, lo virado del trayecto, la calidad del asfalto y un sinfín de inconvenientes. Así que si en tu buscador de rutas preferido te dice “K” kilómetros y “H” horas, plantéate que con toda seguridad el tiempo será más largo de lo especificado.

Te pongo un ejemplo, yo no hace tanto, podía bajar desde Ceuta a Merzouga cuando requería hacerlo en una sola jornada en poco más de 12 horas (viajando sin ir a matarme ni a sacar los pistones por el tubo de escape como hacen algunos), ese mismo tramo a mi ritmo normal la última vez que necesité hacerlo ya fueron cerca de 17 horas siguiendo los mismos caminos. ¿Cómo es posible? Pues por la proliferación de radares móviles como setas, el auge automovilístico propio del país (ya está avanzando la economía y existe más clase media) y especialmente el aumento del tráfico pesado en las carreteras (hay obras y construcción por todas partes). Ahora procuro siempre hacer la bajada (y la subida) en dos días, además el ser padre te implica adaptar el camino a los peques.

En fin, para no divagar ni hacer excesivamente largo el post vayamos resumiendo:

  • Contrata un seguro médico de evacuación.
  • La moto (o el vehículo) siempre recién revisado y en óptimas condiciones.
  • Si tu moto es de 2T, aunque en Marruecos se encuentran aceites de calidad para la mezcla con la gasolina quizás no encuentres tu marca favorita, por lo que es recomendable que traigas tu propio aceite y que siempre sea de máxima calidad, ya que vas a darle un uso intenso a tu motocicleta.
  • Planifica la ruta de forma racional, procurando maximizar el tiempo de descanso y disfrute y minimizando los kilómetros. Recuerda: Las distancias “europeas” no son comparables con las “marroquíes” por el tráfico, orografía y estado del asfalto.
  • Cuántos más días mejor.
  • Si piensas que estás abarcando mucho divide los objetivos en dos viajes o más, así siempre tendrás una excusa para volver.
  • Si tu estado físico no es en estos momentos el mejor en el que te has encontrado, la solución es muy sencilla: mitad de kilómetros o el doble de días. ¿Sabes que en Moulay Jacob hay un balneario magnífico de aguas termales naturales y que está al lado de Fés? ¿Y que el turismo de bienestar en Marruecos ya es una realidad?
  • Lo más cómodo es un viaje organizado, llevarás guías y furgón escoba, pero puedes viajar solo o con los colegas sin necesidad de una organización. Eso sí, no te recomiendo viajar solo si vas a atravesar desierto o muchos kilómetros por pistas con  poco tránsito.
  • Lleva la indumentaria y equipación adecuada. Si el viaje es por zonas de similares características meteorológicas (como viajar sólo por la costa atlántica), la mochila de ropa será mínima y podrás viajar ligero, pero si se mezclan varias zonas climáticas (cruzando el Atlas y zonas con posibilidad de nieve) o se incrementará bastante tu mochila o no lo vas a pasar bien en determinados tramos.
  • Madruga, los amaneceres son preciosos y evitarás gran parte del tráfico pesado.
  • Viaja siempre con luz, se disfruta del paisaje y se ven mejor los posibles obstáculos y riesgos de la carretera. Si necesitas viajar de noche y tienes opción, siempre por autopista.
  • Procura viajar lo más ligero que te sea posible, distribuyendo adecuadamente el peso en las maletas. Por cierto, aunque las maletas suelen ser estancas, la lluvia persistente y el fino polvo del desierto puede colarse en ellas, por lo que llévalo todo protegido en bolsas.
  • Lleva algunas herramientas y sólo los repuestos que pienses que puedas necesitar tu moto según el tipo de recorrido que vayas a realizar. Un kit básico de reparación de pinchazos siempre es esencial.
  • Los neumáticos siempre en buen estado y los adecuados. He visto a muchas trail con neumáticos de tacos para sólo pisar un poco de arena al lado del albergue en el desierto. Para eso mejor neumáticos de carretera o mixtos pero mirando más al asfalto. Distinto es si vas a hacer mucha pista y desierto, entonces sí los de tacos o de tipo “desierto”, y plantéate el uso de mousse para neumáticos, el no pinchar es una gozada.
  • No te quedes sólo con lo que se “vende” en las webs de viajes, compra el Mapa Michelín de Marruecos y fíjate la cantidad de rutas con contorno “verde” que existen, significa que son recomendadas por su belleza. Te aseguro que en cualquiera de los cuatro puntos cardinales del país encontrarás rutas llenas de encanto.
  • El llevar un navegado o un GPS será una gran ayuda, en especial si vas a pasar por zonas fuera de rutas convencionales, yo disfruto con lo mejor de ambos mundos al ser mi dispositivo tanto navegador como GPS. Eso sí, la cartografía marroquí en plan “gratuito” es escasa y difícil de encontrar. Si sois una peña, os recomiendo adquirir al menos una original y pagarla entre todos.
  • Descansa cada dos horas o cada 200 kilómetros, además de haber dormido lo suficiente en las horas previas al viaje.
  • Aunque lo suyo es parar a tomar un té por cualquier lugar de la geografía, lleva contigo siempre a mano bebida isotónica y algo para picar (barritas de cereales, algo de chocolate, etc.).
  • Si circulas por zonas de altas temperaturas, hidrátate constantemente, BEBIENDO ANTES DE SENTIR SED, ya que la sed es un síntoma de que empiezas a deshidratarte. Es preferible ir bebiendo pequeños sorbos cada 1 ó 2 horas a ingerir una gran cantidad de una sentada, lo que nos hará sentir mal y pesados.
  • Haz fotos y disfruta, que estás de vacaciones. Si ves una cala o una playa y piensas “qué alegría darse ahora un baño”, pues para y date un buen baño, por eso es mejor que haya más tiempo de ocio que de carretera.
  • Si tienes un accidente con tu vehículo, además del Parte del Seguro, haz todo lo posible por disponer de un Parte de la Policía, ya que podrías tener problemas posteriormente con la empresa del seguro marroquí.
  • Y por último y no menos importante, ven a Marruecos a gozar, no a sufrir sobre tu moto.

Pues ya sólo me queda esperar que tanto texto te haya valido de ayuda y desearte ¡Buen Viaje!


Consejos Mami Enfermera

Marruecos: Sanidad, vacunas, prevención y riesgos sanitarios.

Problemas sanitarios.

La sanidad en Marruecos es un tema algo espinoso. Es altamente recomendable la contratación de un buen seguro sanitario y de repatriación. LA ASISTENCIA SANITARIA EN MARRUECOS ES PRIVADA, A VECES DEFICITARIA Y SIEMPRE MUY CARA.

Leer más…